En las últimas elecciones locales, celebradas el 15 de octubre, Estonia estableció un nuevo récord para la votación en línea. 31,68 por ciento de los votantes (el número más elevado registrado desde 2005, cuando fue implementado por primera vez el voto en línea en el país báltico) emitió sus votos electrónicamente.

De acuerdo al Comité Electoral Nacional de Estonia y la Oficina Electoral Estatal, 27,8 por ciento de la población votante (306.508 electores) participó en la votación anticipada para las elecciones al Consejo de Gobierno Local y de ellos, 186.034 utilizaron el voto electrónico. En total 587.134 personas (53,4 por ciento) de los residentes en edad de votar participaron en las elecciones locales de Estonia este año.

Aproximadamente un tercio de los votantes en Estonia ha ejercido en las elecciones celebradas hasta ahora, el voto electrónico. Los electores que usaron el sistema de votación en línea constituyeron el 30,5 por ciento de los votantes en las elecciones parlamentarias de 2015. Sin embargo, esta vez, la participación se elevó al 31,7 por ciento (9.543 votantes más que en 2015), totalizando más personas que votaron digitalmente que en cualquier elección anterior.

Mirando estas estadísticas, cabe preguntarse cuáles son las razones detrás de los récords de crecimiento en Estonia del voto en línea. Veamos algunas de ellas:

  1. Estonia se ha convertido en ejemplo de lo que debe ser una sociedad digital, donde 99% de los servicios públicos están disponibles en línea día y noche. Por lo tanto, los votantes confían en soluciones de gobierno electrónico, incluida la votación por Internet.
  2. Estonia es un pionero del voto electrónico. Fue la primera nación que celebró elecciones generales legalmente vinculantes a través de Internet y ha seguido mejorando y actualizando su solución.
  3. El sistema se ha adaptado para funcionar de manera similar a la votación regular. “I-voting se adhiere a los actos electorales, principios de elecciones generales y costumbres”.
  4. El voto electrónico se ha desplegado gradualmente desde 2005. Funciona en paralelo con los sistemas de votación tradicionales. “El voto electrónico es, más que un mandato, una opción más”, señaló Forbes este año.
  5. El proceso es seguro, simple, conveniente y los ciudadanos pueden votar tantas veces como quieran hasta el día de las elecciones, siendo incluyente solo el conteo final de votos.
  6. Un sistema correctamente implementado puede hacer que la votación sea más fácil, más segura, más auditable y más accesible. “Puede involucrar a ciudadanos en el extranjero y a votantes que enfrentan dificultades para asistir a su centro de votación, como las personas con movilidad reducida”, explica el Centro de Excelencia en Votación En Línea.
  7. Como pionero de la votación por Internet, el sistema ha sido recibido con elogios pero también con un escrutinio minucioso. Las críticas, sin embargo, no han tenido un impacto significativo en la actitud del estonio hacia el voto electrónico, como se evidenció a principios de este año.
Share this content

Related Post

¿Por qué Estonia sigue estableciendo récords con el voto electrónico?