Un simulacro es un ejercicio de rutina que realiza toda empresa de tecnología electoral y que, en este caso, consiste en probar todo el sistema, exigiéndole condiciones límite que permitan prever cualquier situación fuera de lugar y hacerla funcionar correctamente.

Hasta la fecha, y por el momento, en Argentina se realizó un primer simulacro que se llevó a cabo el día 29 de junio. Durante el mismo, trabajaron más de 3.000 personas exigidas bajo las mismas condiciones de presión y restricciones de velocidad y tiempo, como los que habrá durante el día de las elecciones.

Para poder llevarse a cabo, fue necesario un trabajo en equipo en el que cooperaron todos los involucrados que participarán también el día de la elección.

El Correo Argentino, por su parte, desplegó 11.800 operadores en más de 11.000 escuelas de votación en todo el territorio nacional. Además, distribuyó más de 7.000 kits de captura y transmisión, estando estos conformados por módems e impresoras multifunción provistas por el propio Correo, y por laptops entregadas por el Ministerio de Educación.

En cuanto a Smartmatic, además del software de transmisión y recepción de los datos, la empresa capacitó y aportó un total de 1.700 operadores que se desplegaron entre las sedes de Barracas y Montegrande.

Las pruebas y simulacros de cobertura nacional continuarán. El próximo 20 de julio se prevé realizar el segundo simulacro, y antes de este habrá múltiples pruebas internas. Todo esto con el fin de verificar los ajustes ejecutados. La dinámica siempre es la misma: testear el sistema y a todo el equipo, exigiéndoles al máximo, incluso más de lo que verdaderamente ocurrirá el día de la elección.

Share this content

Related Post

De cómo se desarrolló el primer simulacro en preparación al escrutinio provisional en Argentina