US Elections - Capitol voting

Recientemente, 70 miembros del Congreso firmaron una carta enviada al presidente del Comité de Reglamento, James P. McGovern, instando al Congreso a permitir que sus miembros utilicen la votación remota en tiempos de crisis, como la actual pandemia del coronavirus (COVID-19). La nota, que se puede leer aquí, es un argumento basado en hechos y convincente para promover un cambio.

El autor principal, el Representante Eric Swalwell, cita a Erwin Chemerinsky, decano de la facultad de derecho de la Universidad de Berkeley, y el conocido profesor de derecho de Harvard, Lawrence Tribe, sobre sus interpretaciones de las secciones constitucionales que son relevantes para la situación actual.

Las herramientas están disponibles para que el Congreso trabaje y vote de forma remota, permitiéndole continuar con su trabajo y evitar que el país se derrumbe bajo la tensión generada por la pandemia.

“… el uso de la tecnología de esta manera es consistente con lo que millones de empresas estadounidenses están haciendo, en este momento, para lidiar con el COVID-19. Millones de trabajadores en empresas, escuelas, organizaciones sin fines de lucro y gobiernos locales están utilizando la tecnología para continuar siendo productivos. El Congreso no debería ser una excepción a la adaptación durante esta crisis“.

El Parlamento Europeo aprobó recientemente una moción que permitirá a los miembros votar temporalmente por correo electrónico. Este procedimiento de votación es temporal y válido hasta el 31 de julio. Sin embargo, la votación por correo electrónico es quizás el medio menos seguro para emitir votos remotos. Pero hay otras formas seguras y bien establecidas de votar a distancia.

Estonia, un país balcánico que alguna vez fue un Estado soviético, se ha hecho famoso por su sistema de votación en línea. Se ha utilizado para apoyar elecciones vinculantes desde 2005. Si bien esta modalidad de voto para el Congreso sería, sin duda, diferente, la tecnología subyacente y los principios de diseño del sistema estonio podrían adaptarse a la necesidad actual.

Como Swalwell escribe: “Las opiniones de estos reconocidos académicos legales, así como el estudio cuidadoso de nuestra Constitución, nos aseguran que el voto remoto es consistente con el marco de nuestra democracia”.

Este es solo un paso de muchos que probablemente cambiarán la manera como es visto el proceso de votación en el Congreso, las legislaturas estatales y las elecciones públicas, en el futuro y para siempre. Swalwell y sus colegas tienen razón al abogar por procesos que mantengan girando y unidos los engranajes de la democracia.

Related Posts

Herramientas y tecnología de votación disponibles para el voto remoto en el Congreso